Princesa Alisa

Princesa Alisa

Seguramente, muchos de vosotros desconozcáis este término, "ALISA" (alimentación + sana), e incluso es posible que tengaís algún caso cercano y lo ignoréis, dado que aparentemente "no es malo", o no se considera malo por la facilidad que tienen quiénes padecen "Alisa", a la hora camuflar este trastorno de la alimentación, que sin duda puede arrastrar a una persona a la muerte. Aquí os dejo un relato con la intención de despertar vuestro interés acerca de esta desconocida enfermedad; la ORTOREXIA.

 

Mis amigas iban desarrollando caderas,  cinturas estrechas, más pecho, en definitiva,  CUERPO DE MUJER. 

Yo siempre he sido un poco "fofa" en la barriguita, y aunque no me importaba lo suficiente como para tomar medidas estrictas,  traté de cuidar a partir de ese momento mi alimentación, cambiando bollería industrial por fruta, refrescos por zumos de frutas, y alimentos fritos por plancha o al vapor.

Todo parecía ir bien, me sentía bien, me cuidaba y mi alimentación era sana, lo que me creaba una falsa sensación de placer y satisfacción.

Mi dieta fue estrechando el campo de elección  entre mis alimentos, empecé a evitar azúcares, ya que sólo me venía a la mente "AZÚCAR = ENGORDAR ", eso eliminaría cualquier tipo de postre, bollo, pan de molde, mermeladas, ketchup, helados... 

Nadie veía un problema en eso ¡Es bueno decidir ser sano! 

En pocos meses, mis rituales a la hora de alimentarme se fueron endureciendo y empecé  a dejar de ingerir pasta (spaguetti, macarrones,  tallarines...) y todo eso que tanto me gustaba. En alguna ocasión me podía escapar de mi dieta, pero solo si no tenía algún tipo de salsa,  ya que sería imposible contar las calorías que ese plato tendría y no podía permitirme eso. No podía pasar de 800 calorías al día. 

Mi obsesión fue creciendo, así como mis manías y mi "retirada" de algunos alimentos (carnes, todo tipo de salsas, todo lo que tuviera conservantes...) 

Perdí repentinamente 10 kilos, algo que a mi familia alarmó bastante, pero... 

"SI LA NIÑA COME SANO, SE CUIDA, NO HAY PROBLEMA... "

 Ahí empezó mi irreversible pesadilla. 

Aún habiendo perdido esa cantidad de kilos,  quedándome en 50, una amiga hizo un absurdo comentario (supongo que los típicos celillos  de cualquier adolescente y sin maldad alguna),  pero quiso ridiculizarme delante de mis otras amigas mientras yo fardaba de mi nuevo vientre plano, diciendo: -"PERO AÚN SIGUES TENIENDO CARA DE GORDA".

Ese comentario para mí fue demoledor, sentí que no hacía lo suficiente, así que me propuse consumir 300/400 kcal. diarias, convirtiéndome sin saberlo en una PRINCESA ALISA. 

No veía riesgo, comía, aunque no lo suficiente, pero si un mínimo, así no sería anoréxica ( las anoréxicas no comen, yo sí).

Perdí 8 kilos más en los próximos meses, sentía que andar 100 metros era un kilómetro para una persona de 42 kilos. Algo tan habitual como sentarse en un banco con amigos, para mí era un dolor inmenso, pues mi coxis se clavaba a mi piel y me dejaba la zona amoratada, tenía sueño constantemente y la falta de ingesta de vitaminas y de alimento sólido empezó a provocarme continuas diarreas, jaquecas, amenorrea (retirada de la regla), llagas en mi boca y mareos por anemia. 

No soy anoréxica... Soy ortoréxica. 

Mi obsesión por la comida sana y mi fobia a ciertos componentes me ha hecho entrar en un círculo vicioso del que, pasados 15 años, no consigo salir. 

Hoy tengo 30 años y utilizo leggins talla 14/16. Lo único que me preocupa es VIVIR, dar hijos a mi marido y poder crear una familia feliz. No creo que viva mucho más, no creo que mis riñones (que ya me han dado algún susto) y el resto de mis órganos soporte mucho más este ritmo... 

No quiero morir..."

 

 NO OS DEJÉIS ENGAÑAR  POR  ESTE TRASTORNO, NADIE SOBREVIVE CON 300 CALORIAS DIARIAS MÁS DE 3 MESES. 

No os dejéis engañar por: "al menos come un poco" 

Ese poco no es suficiente y es la enfermedad mental que más muertes deja... 

 

STOP Anorexia STOP Bulimia

STOP Ortorexia !